El Código de Ética Anasac nos ayuda a asegurar la excelencia en la gestión, basándonos en nuestros valores. Cada colaborador, cliente, proveedor o interesado debe leerlo y comprometerse a vivir diariamente desempeñándonos en un ambiente ético, en el que prime el trabajo en equipo, la calidad, la innovación y la orientación al cliente, para que sigamos creciendo juntos.

El desafío que enfrentamos, es continuar con el crecimiento de nuestra empresa y equipo humano. Uno de los pilares que asegura la sustentabilidad y continuidad de Anasac en el largo plazo, es la ética con que enfrentamos nuestro quehacer. Mantener un comportamiento ético es nuestra primera responsabilidad. Es la base sobre la que seguiremos construyendo nuestra reputación de integridad y fortaleciendo nuestro principal activo: la confianza.